Clásicos Electrónicos

Hollywood Reciclado

Posted on: marzo 6, 2010

Estaba hace unos días navegando en Internet cuando me encontré la nota que decía que en Hollywood estaban por arrancar un proyecto para hacer un remake de la película (basada en el libro de Stephen King) Semeterio de mascotas (Pet Sematary).

“Bueno” pensé yo “no es extraño, llevo años quejándome en diversos sitios de que la sequía de ideas de los grandes estudios estaba canija”.

Lo dejé pasar, la verdad es que aunque me gustó mucho el libro, como muchos otros del autor de misterio y terror (confieso que es uno de mis peores vicios literarios), la película que se realizó por allá de la década de los ochentas dejó mucho que desear. Mediocre tirando a malita.

El terror y el pánico sicológico que la novela crea me han hecho que se me haga imposible releer el libro luego de haber tenido mi primer hijo.

Lo dejé por la paz.

Poco más adelante me enteré, esta vez ya con franco terror, de que estaban planeando, en serio, realizar una película sobre la serie sesentera La isla de Guilligan.

Para aquellos que hayan vivido una infancia en los setentas recordarán la serie porqué por las tardes la repetían hasta el vómito. Creo que tenían como 14 capítulos y les daban vueltas hasta que el propio Guilligan pedía piedad.

La serie, que es cómica, trata sobre un grupo de personas, de los más diversos extractos, que un buen día coinciden en un paseo de tres horas (me cae que esto lo estoy sacando de mis recuerdos de la canción de la introducción al programa, creo que está grabada con fuego en mi subconciente) en un pequeño yate donde el dichoso Guilligan es una especie de canchanchán.


En esas épocas se daban el lujo de doblar las canciones de las series

La cosa es que el barco zozobra y los pasajeros acaban varados en una isla donde tienen que sobrevivir, con la ayuda de un científico que sabe hacer cualquier cosa, desde un radio hasta un coche, con cocos y hojas de palma; el tal Guilligan es el recurso cómico que siempre la riega. Una especie de personaje cómico trágico del infumable Chespirito.


¿De veras creen que ésto da para una película?

Me pregunto ¿Eso da para una película? pero lo peor de todo ¿la gente va a pagar por verlo en pantalla grande?

Bueno, una vez más lo dejé pasar.

Ocurre que hace unos minutos leí la nota de que van a hacer el remake de Police Academy.

¡¡¿¿??!!

Confieso que vi la primera de una serie que llegó a su secuela número 7 y que en ese entonces (de regreso a los ochentas) fue bastante buena por su originalidad y frescura pero sin dejar de ser una peliculita chistosa de humor sencillo y barato; nada del otro mundo pues.

Los productores encontraron su filón y de ahí se agarraron para producir otros seis esperpentos cada uno peor que el anterior (esta frase creo que ya la dije en alguna parte) y ahora ¿por qué no? van a darle un reboot (así se dice ahora) al tema.

No puedo esperar a que hagan las seis consecuentes secuelas.

Ironías fuera, ¿Qué pasó con la creatividad? No puedo creer que estén tan escasos de ideas que tengan que recurrir a semejantes esperpentos. ¿Es que nadie en ese pueblo tiene un poco de creatividad?

Por dios… busquen un escritor creativo; con una simple búsqueda en Internet es posible encontrar y conocer historias mejores y más atractivas pero, sobre todo, novedosas.

3 comentarios to "Hollywood Reciclado"

[…] ¿Qué es ésto? Hollywood Reciclado […]

ja, ja… pues yo veía religiosamente la isla de guilligan (y me sabía la rolita de memoria!!)

tenía ocho años, no me crucifiques -je-

hace poco me fui a embriagar a un restaurancito argentino, me puse a hablar con el bartender y me contó de su amor por México, dijo haber conocido toda sudamérica en un viaje que culminaría para siempre aquí, pues no piensa dejar nuestro país… y de todas las lindezas que contó, chespirito y el chavo del ocho tenían el lugar más privilegiado, es curioso como en toda américa lo idolatran, no?

Yo también los veía pero recuerdo que, los repetían tanto, que llegaban a ser mortalmente aburridos además era desesperante que cada episodio están a puntititito de que los rescataran y el tal Guilligan se encargaba de echar todo a perder.

El fenómeno Chespirito sigue siendo un misterio para mi (hablando de repeticiones): siempre se me hizo muy repetitivo; el señor descubría un chiste y los repetía hasta el vómito sin embargo, hasta la fecha, sigue siendo uno de los elementos culturales de México más reconocidos (mi mujer acaba de ir a Colombia y le sorprendió un sitio en que las recibieron con un individuo vestido de “El Chavo”.

Nunca ha sido de mi agrado, pero que le vamos a hacer.

Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: