Clásicos Electrónicos

Stairway to Heaven

Posted on: marzo 23, 2010

Una rola que definió al Rock y que se transformó en el himno de una época

There’s a lady who’s sure
All that glitters is gold
And she’s buying a stairway to heaven

Debía de ser por ahí de 1980 cuando yo me encontraba en plena adolescencia e incursionando en un nuevo mundo que acababa de descubrir y que se llama Rock; en esos entonces mi primo vivía a muy pocas cuadras de mi casa; hijo de padres divorciados su mamá (mi tía) tenía que trabajar por lo que la casa quedaba vacía para nosotros.

Su padre había instalado en aquella casa (antes de irse) una especie de oficina-centro de diversiones que contaba con un sofisticado (para la época) equipo de audio y un billar por lo que nosotros nos la vivíamos ahí.

Fue una tarde alrededor de 1980 cuando mi primo, que siempre me aventajó en aquello de explorar grupos y música, me dijo en aquel lugar la frase que, a lo largo de mi vida, me ha llevado a abrir nuevas experiencias y abrir nuevas puertas: “checa esto“.

Lo dijo mientras le daba play a una grabadora de carrete abierto, que a nosotros se nos hacía el colmo de la sofisticación a la hora de escuchar música.

When she gets there she knows
If the stores are all closed
With a word she can get what she came for

Ooh, ooh, ooh, ooh, ooh
And she’s buying a stairway to heaven

Esa vez fue la primera vez en mi vida que escuché Stairway to Heaven.

Perdón por la cursilería de escaleritas, pero contiene la versión de estudio de la rola

De hecho también fue la primera vez que escuche a Led Zeppelin. A partir de ahí se ha transformado para mi, en una de las canciones seminales para mis gustos musicales y, hasta la fecha, ha ocupado un lugar muy especial en los reproductores de música que he tenido, desde cassettes (para la Walkman) hasta iPods y otros reproductores de audio.

There’s a sign on the wall
But she wants to be sure
‘Cause you know sometimes words have
Two meanings

In a tree by the brook
There’s a songbird who sings
Sometimes all of our thoughts are
Misgiven

Ooh, it makes me wonder

Ooh, it makes me wonder

Dice la historia que la inspiración de la canción le llegó a Jimmy Page y a Robert Plant cuando se encontraban en una especie de retiro, luego de una intensísima gira en Estados Unidos, en una localidad galesa que lleva el muy místico nombre de Bron-Yr-Aur (los reto a que lo pronuncien en voz alta).

La inspiración les llegó porqué, al parecer, el sitio es de una belleza épica o quizá también fue la posibilidad de descansar lejos del estrés y el ajetreo de una gira; a lo mejor se les metió (junto con “otras cosas”) algo del espíritu gaélico. Lo que pasó es que ambos se inspiraron y comenzaron a componer una rola basada en temas más bien fabulosos y místicos.

De hecho los expertos dicen rastrear hasta siete temas inspirados en las soledades de la cabaña de Bron-Yr-Aur (que al parecer ni siquiera agua corriente tenía) y que fueron incluidas en varios discos.

Otra de las fuentes de inspiración fue la obra de un tal Lewis Spence, un folkloritsta que se dedicó a describir las historias míticas de Escocia; Plant estaba leyendo uno de sus libros por esos días.

There’s a feeling I get
When I look to the west
And my spirit is crying
For leaving

In my thoughts I have seen
Rings of smoke through the trees
And the voices of those
Who stand looking

Ooh, it makes me wonder

Ooh, it really makes me wonder

La canción se grabó en el disco conocido como Led Zepelin IV (el disco de hecho no tiene título -por lo menos en inglés-), es el que tiene a un hombre viejo cargado de leña en su portada.

Por supuesto que la disquera del grupo, Atlantic Records vio el potencial de la canción e intentó que el grupo hiciera una versión que cupiera en un disco de 45 revoluciones (los viejos tiempos). Por supuesto que los de Led Zep se negaron; esta negativa transformó a Stairway to heaven en la canción de Rock más popular sin un sencillo en el mercado.

Para tenerla tenías que comprar el disco completo.

And it’s whispered that soon
If we all call the tune
Then the piper will lead us to reason

And a new day will dawn
For those who stand long
And the forests will
Echo with laughter

Oh, whoa, whoa, whoa, whoa, ooh, whoa, oh

Decía Page que la canción se “aceleraba como el flujo de adrenalina” por que eso es lo que ocurre literalmente durante su interpretación que cuenta con cuatro partes: La primera es una guitarra de seis cuerdas apoyada por tres flautas; la segunda parte ya es la guitarra eléctrica de 12 cuerdas de Page mientras que la tercera está dominada por el requinto característico (que se disfruta más en la versión de concierto). Para terminar la última parte es ya una canción Rock como a las que Led Zeppelin nos tenía acostumbrados.

Esta es parte de la película The song remains the same una película documental de un concierto que Led Zeppelin realizó en el Madison Square Garden de Nueva York; chequen como Plant prácticamente se “acabó” la voz en el recital y al final no puede llegar a las notas más agudas.

Este audio también está disponible en disco.

If there’s a bustle in your hedgerow
Don’t be alarmed now
It’s just a spring clean
For the May queen

Yes, there are two paths you can go by
But in the long run
There’s still time to change
The road you’re on

And it makes me wonder

Aw, uh, oh

Aunque el Led Zeppelin IV salió en 1971 le costó a la canción transformarse en “Himno del Rock” un par de años (quizá debido al hecho de no estar disponible como single) sin embargo cuando amarró se transformó en una de las canciones icónicas de una era y de un movimiento musical.

Algunas fuentes dicen que la canción ha sido puesta en estaciones de radio unas 3 millones de veces y la mayoría de las publicaciones especializadas la consideran como uno de los mejores momentos del Rock:

Para los lectores de la revista Guitar World contiene el mejor solo de guitarra de la historia; para VH1 es la tercera mejor canción de Rock mientras que para Rolling Stone es la octava canción de guitarra y la canción número 31 de todos los tiempos (lista que también incluye canciones de otros géneros); para la Recording Industry Association of America (la malquerida RIAA) es la canción número 53 del siglo veinte y ya tiene su sitio de honor en el salón de la fama del Rock and Roll así como del salón de la fama de los Grammys.

Your head is humming and it won’t go
In case you don’t know
The piper’s calling you to join him

Dear lady, can you hear the wind blow?
And did you know
Your stairway lies on the whispering wind?

Como muchos grupos de Rock así como sus rolas, este caso también tuvo su cuota de rumorología y de acusaciones idiotas: Alguien con mucho tiempo en las manos se puso a escuchar varios discos de Rock (entre los que se encontraba el Led Zeppelin IV) al revés y descubrió muchos mensajes satánicos.

En Stairway to heaven descubrió que en la parte de las estrofas de “If there’s a bustle in your hedgerow…” si la ponías al revés decía algo así como:

Oh here’s to my sweet Satan.
(Aquí está mi dulce Satán)
The one whose little path would make me sad, whose power is Satan.
(Aquel cuyo pequeño sendero me pondrá triste, cuyo poder es Satán)
He will give those with him 666.
(Él le dará a los suyos el 666)
There was a little tool shed where he made us suffer, sad Satan.
(Había un pequeño almacén de herramientas donde nos hacía sufrir, triste Satán)

Por supuesto que todo era el fruto de una mente dañada por el fanatismo y, al igual que para otros grupos, la euforia antidemoníaca pronto cayó en el olvido.

Otra controversia que generó la canción fue una serie de acusaciones (no formales) de plagio por parte del grupo Spirit (a estos Led Zeppelin le abría sus conciertos, allá por 1968, cuando aún no eran famosos); según ellos la introducción de Stairway to heaven era igual a la de parte de su instrumental Taurus.

La verdad es que algunas partes si tienen un cierto parecido con el inicio de Stairway to heaven

And as we wind on down the road
Our shadows taller than our soul
There walks a lady we all know
Who shines white light and wants to show
How everything still turns to gold
And if you listen very hard
The truth will come to you at last
When all are one and one is all
To be a rock and not to roll

And she’s buying a stairway
To heaven…

Stairway to heaven es todo un ícono para el Rock; la canción es todo el reflejo del género a principios de los setentas y una clara muestra de la capacidad creativa e interpretativa de Led Zeppelin, quizá el mejor grupo de esa década.

Para mi representó “la entrada” para conocer al grupo así que, si han oido de la rola o ya la han escuchado, aprovechen para conocer más del grupo que definió nuestro concepto actual de Rock pesado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: