Clásicos Electrónicos

Archive for mayo 2010

Me choca andar “zopiloteando” a los muertitos, pero la verdad es que no puede pasar desapercibida la desaparición de Gabriel Vargas.

Aunque no me lo crean hubo una época en que en México había dibujantes/escritores de cómics. En nuestro país tuvimos unaserie de “moneros” (ese es ahora el nombre oficial de esa chamba) que llevaron muy lejos éste género y que el día de hoy parecen perdidos y olvidados en la obsolescencia.

A mi ya no me tocaron más que los ecos (aunque no lo crean no estoy tan ruco) pero llegué a ver algunos y, sobre todo, mi papá me contó sobre ellos: Los Supersabios, Chanoc, Kalimán, Los Supermachos y muchos otros se encontraban en los puestos de periódicos en una era donde los héroes de los “universos” (entrecomillado mala-onda) Marvel y DC Comics ni siquiera se aproximaban a estas tierras.

Por supuesto que en un lugar muy privilegiado se encontraba la Familia Burrón de Gabriel Vargas.

La Familia Burrón era el retrato de una familia de clase baja urbana y de sus avatares por sobrevivir una urbe que, ya desde entonces, se antojaba caótica y violenta.

Los Burrón era una crítica y un análisis urbano visto con el humor (que a veces tenía mucho de cinismo) muy puntual de Vargas: la vida en las vecindades, el eterno fantasma de la miseria, pero también tenía mucho de esperanza y de positivismo.

Los cómics, o “cuentos” como se les decía, eran un reflejo de lo que se vivía en las calles; una crítica de la realidad y una válvula de escape en tiempos más represivos donde la mayoría de los medios masivos estaban alineados con los gobiernos autoritarios del PRI.

Descanse en paz, Gabriel Vargas. Éste es un homenaje de otro monero: Paco Calderón.

La segunda parte de la saga de Star Wars es la que más convenció a los críticos

Hoy exactamente hace treinta años (uuuuf) fue estrenada en Estados Unidos la segunda parte de la serie original de Star Wars: The Empire Strikes Back que en México conocimos unos meses después como El Imperio Contraataca; en épocas de maquetas y títeres ésta cinta ha sido considerada por muchos (me incluyo) como la mejor de toda la serie (incluyendo las nefastas precuelas) así como una de las mejores (si no es que la mejor) segundas partes de la historia de Hollywood.

Leer el resto de esta entrada »

Desde el domingo la noticia le estaba dando vueltas a la red; en un principio surgieron dudas, pero no tardó en confirmarse: Ronnie James Dio había muerto por causa del cáncer.

La trayectoria de Dio es muy interesante, sobre todo para los que gustan del Hard Rock.
Nació en 1942 en Portsmouth, New Hampshire; entonces se llamaba Ronald James Padavona. Desde 1957 ya estaba en el rollo de la música y fue lider de diversas bandas: The Vegas Kings, Ronnie and the Rumblers, Ronnie and the Redcaps, Ronnie Dio and The Prophets.

En 1967 junto con el guitarrista Nick Pantas creó la agrupación Electric Elves que muy pronto cambió de nombre a Elf; en esos entonces se dedicabana a abrile los conciertos a Deep Purple. Gracias a eso Dio pudo ser escuchado de manera atenta por Ritchie Blackmore quien lo jaló en 1975 a Rainbow, el grupo que se creó luego de la desintegración de Deep Purple.

En 1979 dejó Rainbow y se integró a Black Sabbath con quienes publicó varios álbumes entre los que destacan Heaven and Hell

y The Mob Rules

Durante su estancia en Black Sabbath Ronnie James Dio inventó uno de los gestos más famosos (y más odiados por los detractores del Heavy Rock) el símbolo de los cuernitos (Devil’s Horns); según el propio Dio se lo copió a su abuela (de origen italiano) quien lo usaba para evitar la acción del diablo o “encajárselo” a otra persona.

Desde entonces el signo se ha transformado en la forma de decir Hard Rock y, según los más mochos, una representación y llamado al propio Satanás.

Por supuesto que a lo largo de su carrera a Dio se le ha tachado de “satanista” y es por eso que cuando en 1980 realizó una colaboración en un disco de Kerry Livgren (Kansas) recibió críticas por parte de muchos fanáticos cristianos del cantante.

Luego de su periplo por Black Sabbath fundó (otra vez) un grupo con su propio nombre: Dio. Con este puidimos conocer varias buenas rolas como Holy Diver

… y The last in line.

Fin de una era, desde sus inicios, su paso por Raibow y Black Sabbath además de su propio grupo, que estuvo vigente hasta bien entrada esta década, Ronnie James Dio se transformó en un referente del Rock Pesado de los setentas y ochentas.

Seguro que ya está rockeando en otra dimensión.


Categorías